top of page

Grandes Secretos de una longevidad sana y feliz



Cualquier enfermedad crónico degenerativa física o mental incluyendo el Alzheimer y las enfermedades demenciales no son el destino de todo hombre que llega a una edad avanzada.

De hecho estas enfermedades pueden y deben evitarse si verdaderamente llevamos una vida sana en el presente, no sólo cuidando nuestro cuerpo físico y nuestra mente, sino teniendo una familia sana y un trabajo del cual disfrutamos.

La prevención de las enfermedades típicas de la vejez comienza desde la juventud.

Mr. Dirk Struik (1894-2000)


La prevención de las enfermedades típicas de la vejez comienza desde la juventud.


De los 40's en adelante debe ser tomada muy en cuenta, pues es cuando comienzan a manifestarse los primeros síntomas de una mala calidad de vida, como las úlceras y los infartos al miocardio.


A partir de los 50's las posibilidades de enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión y la artritis se triplican y a partir de los 80's las posibilidades de las enfermedades demenciales son de 1 de cada 3 personas. Desde luego, esto no significa que tu destino ya está marcado.

Estas estadísticas sólo reflejan que mucha gente no está cuidando debidamente su calidad de vida. A continuación conocerás algunos de los principales secretos de hombres y mujeres que han vivido alrededor de cien años o más en perfecta salud:


Ann Pouder (1807-1917


Secretos Físicos:

  • Ni obesidad ni delgadez excesivas (poca fluctuación de peso)

  • Buen tono muscular y fuerza en las manos (realizan algún tipo de ejercicio: caminar, nadar, yoga, pilates, tai chi)

  • Piel de aspecto joven (Alimentación sana basada en verduras, frutas, lácteos, cereales, pollo, pescado, poca carne de res, muchos alimentos con fibra y agua simple en abundancia)

  • Aún pueden conducir autos y practicar actividades físicas (son autosuficientes)

Secretos de Estilo de Vida y Conducta

  • Inteligencia superior, no porque sean unos genios, sino porque siempre han tenido interés en superarse y aprender. Cada nuevo reto lo ven como una oportunidad de crecimiento personal en lugar de una desgracia. Por ello tienen un marcado interés por los hechos de actualidad, y poseen buena memoria.

  • Pocas enfermedades, viven libre de ansiedades o preocupaciones. Han aprendido a liberarse del estrés mediante el ejercicio, el canto, la oración, la meditación, las distracciones, las manualidades o los hobbies, pero sobretodo mediante una fe y una confianza plenas en la vida misma.

  • Independencia al elegir la vocación. Trabajan de forma autónoma. En su mayoría tardaron en jubilarse. Entre ellos hay muchos agricultores o profesionistas independientes. Pero, lo más característico es que disfrutan el trabajo que realizan, aunque sea algo totalmente nuevo para ellos.

  • Casi todos pasaron por crisis muy fuertes en su vida (como Las Grandes Crisis Económicas o Emocionales cuando tenían 40, 50 o 60 años), pero se recobraron y edificaron un nuevo futuro. La gran mayoría han sabido ahorrar y poseen una economía liberada.

  • Disfrutan de la vida. Son optimistas con un marcado sentido del humor. La vida les parece una gran aventura. Responden a placeres sencillos. Son capaces de ver belleza donde otros no.

  • Gran adaptabilidad. Aunque atesoran recuerdos, todos viven en el presente y aceptan con bastante naturalidad los cambios, a veces muy difíciles, que trae consigo la vida.

  • Viven con satisfacción día a día.

  • Son espirituales, incluso religiosos, pero en un sentido amplio, nunca fanáticos.

  • Son moderados en el comer. Con un alto contenido de proteínas y bajo en grasas. No siguen dietas especiales, pero comen alimentos naturales, frescos. Por lo regular no gustan de alimentos procesados, enlatados, refrescos o productos chatarra.

  • Todos se levantan temprano. Duermen 6 o 7 horas. A veces menos, pero por lo menos 4 horas.

  • No hay uniformidad en la bebida. De cualquier modo no acostumbran beber mucho, aunque ahora la ciencia médica recomienda sólo una copa de vino al día para estimular el corazón y el sistema circulatorio de nuestro cuerpo.

  • La mayoría no fuma. Pero los que son fumadores lo hacen sólo por placer (con moderación).

  • Medicamentos. Rara vez. Muchos afirman que su salud es mejor que cuando tenían cincuenta años, pues no habían aprendido a manejar las ansiedades, las preocupaciones y el estrés.

  • La mayoría bebe café, pero una o dos tazas al día (con moderación).


“En resumen, aunque estas personas disfrutan el trabajo, no son ambiciosos. Les gusta llevar una vida tranquila e independiente, contentos con su trabajo, la familia y la espiritualidad. Expresan un fuerte deseo de vivir y una gran apreciación por las experiencias y los placeres simples de la vida.”


Según investigaciones hechas por numerosos autores, y por nuestra propia experiencia





Miss Anna Morgan (1894)


Por: M. C. Carlos Emilio Galván Garza

Co-fundador del Centro Geriátrico Sinank’ay.




61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page