¿Qué es el Alzheimer?

May 8, 2018

Una enfermedad que agota al cuidador primario y desintegra a su familia.

 

 

Es una pregunta difícil de responder porque es una enfermedad que afecta no sólo al cerebro sino a la persona misma. Su hallazgo se le adjudica al Dr. Alois Alzheimer cuando en 1901-1906 detectó el envejecimiento patológico de una señora que presentaba una enfermedad de larga evolución con signos y síntomas anormales que le llamaron mucho la atención. Al final, cuando la señora falleció, tuvo la oportunidad de estudiar su cerebro encontrándolo muy disminuido y con muchas placas y marañas neuronales. En la actualidad al envejecimiento cerebral que presenta estas características se le conoce como enfermedad de Alzheimer.

 

 

 

Sin embargo, este hallazgo de la ciencia médica desde un ángulo neurológico ha nublado mucho la pregunta, y tanto la persona que lo padece como sus familiares directos se quedan en las mismas, preguntándose, ¿qué es la enfermedad de Alzheimer?

Yo trataré de responder esta difícil pregunta desde un enfoque más vivencial, sobre todo de la manera cómo lo experimenta el enfermo y su familia.

 

Recientemente, un familiar muy cercano que yo siempre admiré por su alegría, amor y generosidad para con los demás. Una persona de escasa preparación, que sacó adelante a su propia familia sin el apoyo de su marido pues éste se discapacitó, e incluso apoyó a unos sobrinos suyos que se quedaron huérfanos; resulta, que a sus 75 años enfermó, y sus hijos se acercaron a nosotros muy preocupados diciéndonos que notaban ciertos rasgos de conducta muy extraños en su mamá: falta de lucidez mental misma que recuperaba a ratos, repetición reiterada de lo mismo como si no lo hubiera dicho ya, olvido de sus cosas, pero sobre todo del presente inmediato y desorientación, perdiéndose incluso en su propia casa. El diagnóstico, no está de más decirlo: enfermedad de Alzheimer.

 

Aquí comprendí y compartí con mi familia lo duro que es la aceptación de esta enfermedad. Pero, ¿cómo mi tía, siendo el gran pilar, sostén de su familia pudiera padecer este mal? Lo piensas, uno y otra vez, y la respuesta es la misma: no es posible. Sin embargo, el diagnóstico era implacable. Y todos vivimos ahora una pérdida anticipada, porque desde que ella enfermó ya no es la misma persona, sino una persona dependiente que aunque tiene una buena calidad de vida gracias al cuidado esmerado de sus hijos, paulatinamente se vuelve más dependiente de los demás, sobremodo de ellos. Y esto sucede porque a la fecha el mal de Alzheimer es una enfermedad crónica e irreversible que gradualmente te va arrebatando muchas de las habilidades adquiridas a lo largo de tu vida. Y sobre todo la memoria, que si bien al principio es sólo el olvido del presente, con el paso del tiempo se olvida gradualmente también el pasado.

 

Y aquí viene otra crisis muy fuerte, pues llega el momento en que la persona amada, el enfermo, ya no te reconoce, no se acuerda de tu nombre, ni del nombre de su cónyuge con el cual compartió toda una vida, o el de sus hijos. O peor aún, los confunde con otras personas que vivieron en un pasado remoto, como son sus padres, hermanos u otros ancestros.

 

La próxima crisis, también muy fuerte es la pérdida de habilidades que se manifiestan de distintas maneras en cada paciente, pero que resultan principalmente en problemas motrices o de expresión verbal, pero sobre todo en problemas de incontinencia.

 

Muchos enfermos siendo ya personas muy mayores fallecen en el trayecto de esta “retrogénesis” o vuelta a la infancia como lo ha denominado el reconocido Dr. Barry Reisberg debido a otras complicaciones, principalmente cardíacas o pulmonares. Pero la enfermedad de Alzheimer no mata, sólo atrofia el cerebro cada vez más.

 

 

 

Ha habido casos extremos en que la enfermedad se prolonga hasta por 15 años, o incluso más. En tales casos, el enfermo ya ha perdido todas sus habilidades y necesita estar postrado en una cama. Entonces, el paciente requiere ser tratado como un “bebé” que debe ser alimentado directamente en la boca, cambiarle los pañales cada vez que es necesario, bañarlo con una regadera flexible o con una esponja, lubricar bien su piel, cobijarlo y cada dos o tres horas cambiarlo de postura en su cama para evitar que su piel frágil se ulcere.

 

Todo esto que he comentado del cuidado de una persona con Alzheimer es un verdadero arte, pues a semejanza de los niños y los bebés, los enfermos requieren de mucho afecto y amor. Y en un ambiente hostil su estado de ánimo cambia bruscamente pudiendo tener humores muy irascibles o presentar mucho llanto. Peor aún pueden ponerse agresivos y lanzar golpes a diestra y siniestra; o alucinar mucho.

 

Mi familia y mucha gente me pregunta, ¿qué causa la enfermedad de Alzheimer? A la fecha ni yo, ni la comunidad científica internacional tenemos una respuesta. Sólo sabemos que el gran factor de riesgo es la edad. A mayor edad avanzada, mayor es el riesgo de padecerla.

Una integración estadística de resultados obtenidos a través del análisis de la prevalencia de la enfermedad de Alzheimer en Europa, Norteamérica, Australasia y Japón realizada por los grupos de investigadores europeos encabezados por A. Jorm y A. Hofman desde finales de los años noventas muestran que la tasa de prevalencia en las personas que van de los 65 a los 69 años es a penas del 1.4% de la población total, tasa que se incrementa al 5.6% para sujetos que tienen edades entre 75 y 79 años. Después aumenta muy considerablemente a 11.1% para adultos mayores en un rango de 80 y 84 años, y finalmente se incrementa de manera verdaderamente alarmante a 23.6% para personas de 85 años o más.

 

Aún cuando se considera que estos datos no son aplicables a los países menos desarrollados, sí se cree tienen cierta validez para países como México.

 

Comentando estas estadísticas con algunas personas, muchos me comentan, entonces, ¿sólo las personas muy mayores corren riesgo de padecerla? Y las estadísticas categóricamente nos responden: la esperanza de vida en México es de 76 años, en poco tiempo se igualará a la esperanza de vida de los países desarrollados que es de 80 años.

 

Más aún, según un interesante estudio realizado por los doctores de la Universidad de Harvard, T. Perls y M. Hutter, ellos postulan que los genes humanos nos deberían conceder vivir, idealmente, una vida de 120 años; sin embargo, en la actualidad los genes nos permiten vivir en promedio 87 años, en el caso de las mujeres, y 84 años en el caso de los hombres. Debido a nuestro estilo de vida actual, entre otras cosas.

 

¿Por qué la esperanza de vida actual es inferior a los datos anteriores? Lo que pasa es que si bien nuestros genes nos permiten vivir una vida más larga, también es cierto que podemos morir antes debido a un accidente: atropellado por un auto, un homicidio, un aborto intencionado, etc.

 

Disculpen este largo paréntesis, mi intención al realizarlo es que realmente, ¡hagamos conciencia que el Alzheimer no es un problema de otros o de los muy viejos. Es un problema de todos! , porque la posibilidad que alcancemos una edad avanzada es altísima.

 

En cuanto, a las causas del mal de Alzheimer, está bastante difundida la teoría que el origen es genético y se han localizado tres genes anómalos para personas muy mayores y otro gen para personas de 60 años o menos. Sin embargo no hay nada concluyente, y cada vez se descubren más genes que intervienen en el proceso de la enfermedad. De cualquier forma hay investigación muy seria del genoma humano con el fin de conocer la enfermedad a fondo desde esta perspectiva y poder erradicarla de raíz a través de la terapia genómica.

 

Sin embargo, existen otras teorías que dicen que el estrés o un mal entorno familiar o social es su verdadero causante. No obstante estas aseveraciones, se desconoce cómo estos factores pudieran provocar la enfermedad.

 

Lo que sí se sabe, es que el Alzheimer no es provocado por una bacteria, un virus, ni tampoco por intoxicación alguna, como el aluminio, como se llegó a postular hace muchos años. Tampoco se cree que sea el resultado de un “gran susto” o una hechicería.

 

También se sabe que en algunas poblaciones existe menos riesgo de padecer la enfermedad como es el caso actual de Nigeria. Y que hay una menor prevalencia en los ancianos japoneses que radican en Japón que aquellos que viven en Norteamérica. Tal vez, la dieta alimenticia y el estilo de vida influyen.

 

La comunidad internacional está haciendo grandes esfuerzos para encontrar las causas de la enfermedad, pero los resultados todavía no son concluyentes, y sólo se han encontrado algunos medicamentos que ayudan a paliar o detener este terrible mal en sus etapas iniciales. Por este motivo es sumamente importante aumentar la conciencia social, incluso mundial, para que todas las personas estemos informados acerca de los signos y conductas que exhiben los sujetos que pueden padecer Alzheimer desde las primeras sospechas, como ya se está haciendo en las sociedades más avanzadas del primer mundo.

 

Diez signos de alarma de Alzheimer en sus etapas iniciales.

 

Lo más relevante de todo lo dicho es que la enfermedad de Alzheimer es una enfermedad crónica, cada vez más demandante y de larga evolución (a veces más de diez años), que si bien la padece el enfermo, quien la sufre es su familia y muy especialmente su cuidador primario, porque la enfermedad es tan demandante que se requieren de 8 a 9 horas diarias de atención y cuidados en las primeras etapas. Tiempo que se duplica en las fases avanzadas.

 

El cuidador primario necesita mucho apoyo familiar y social, porque de otro modo, fácilmente puede ser víctima del “síndrome del estrés del cuidador”, un mal que puede tener consecuencias fatales, y entonces, ¿quién se hará cargo del enfermo de Alzheimer?

 

Siendo conscientes de este grave problema de salud pública mexicano y mundial, se creó el Centro Geriátrico Sinank’ay con el fin de ser un apoyo para las numerosos enfermos y familiares que sufren debido a este mal, con un estilo profesional y de gran calidez humana para los afectados.

 

 

Please reload

Entradas destacadas

El estrés del cuidador

December 31, 2015

1/2
Please reload

Entradas recientes

December 31, 2015

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square